Las Mujeres de mi Vida











{18 febrero 2009}   la secretaria y su lenceria

Una vez cuando trabajaba en un laboratorio y tenia un romance con la secretaria de mi jefe pues probamos de todo, ella era casada y como que no tenía una buena relación son su esposo ya que este no mantenía intimidad con ella.

 

En ese tiempo de relación que fue por un par de meses llegamos a usar todos los rincones de la oficina mas de una vez la sala del laboratorio otras veces la recepción y hasta el consultorio de un medico, de verdad era una mujer que le gustaba mucho el sexo, por ella pues se pasaría todo el dia mamandote el miembro y llegando a cuanto orgasmo pueda.

 

Un dia la acompañe a comprar algunas cosas a saga y mientras nos dirigíamos a la parte de lencería, me enseño unas ropas bien pequeñas y casi hilos dentales, preguntándome si me gustaban y de verdad que entre dientes le dije cómpralo te lo pones y un dia de estos lo estrenamos juntos pensé que no lo haría y de un momento a otro lo compro y para que decirles, al salir de allí me dijo que hoy se lo probaría.

 

Al llegar a la oficina me dijo voy al baño se llevo la bolsa cerro la puerta y de verdad se quito todito se puso la ropita que había comprado y me llamo me dijo pasa y que creen pues estaba ella totalmente en lencería con un hilito dental debajo de esa lencería que me quería morir así que lo único que me paso por la cabeza fue sentarme y empezar a tocarla por todos lados besándola por todas partes mientras me agarra del cabello y me lo jalaba podía sentir su corazón acelerándose mientras le bajaba la ropa en ese momento ella se arrodillo me bajo el pantalón saco mi miembro y se lo metió a la boca y empezó un sexo oral muy bueno no dude si un segundo y mientras ella tenia mi miembro en su boca le quite toda la ropa la puse en cima mío y se la metí todita pues en ese momento no me importo nada solo gozar y que ella se excite tanto que no pudimos controlarnos se le escaparon algunos gritos y gemidos hasta que ambos llegamos al mismo tiempo y eso fue increíble.

 

Pues no había duda esa secretaria se sacrificaba por hacer bien las cosas y tenerme  siempre contento a cualquier hora.        



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: