Las Mujeres de mi Vida











{25 enero 2009}   llegada inesperada

Hace cinco años cuanto estaba en mi casa después del haber regresado del gimnasio, sonó mi teléfono tenia un mensaje pendiente por leer, cuando lo abrí pues era mi amiga la china que me decía que si tenia planes para la noche, en la cual me ponía que si no tenia nada podría pasar por su casa que estaba sola hasta la mañana siguiente y que quizás podríamos hacer algo juntos.

 

Por un momento lo dude pero después le conteste el mensaje diciéndole que en una hora estaría en su casa, así que me levante de la cama me duche, aliste mi ropa y salí camino a su casa; al llegar estaba totalmente sola en su casa, pregunte por sus padres y me contesto que estaba en el sur en una fiesta y que como estarían tan lejos regresaban a la mañana siguiente, preparamos algunos tragos para calentar la noche y tirados en el mueble empezamos a conversar y poco a poco empezaron los besos, pues tenia bien claro que sus padre no regresaban hasta la mañana siguiente así que no tenia problemas de ponerme a tener sexo en medio de su sala ya que no había de que preocuparse.

 

Cuando empezamos con la quitadora de ropa en un momento clave, me dijo vayamos a mi cuarto para continuar ya que nunca falta algo inesperado; al entrar al cuarto empezamos lo que seria una maratónica faena sexual una apasionante y ardiente noche de puro sexo y placer los gemidos salían de su boca y cada ves eran mas y mas altos que muchas veces me detenía por si alguien nos podía escuchar, no se cuantas veces llego al placer máximo del orgasmos pero se que mas de una vez tuve una noche genial donde tuve mas de tres polvos con esta china.

 

Ya después de terminar la tercera o cuarta vez no recuerdo estábamos tratando de dormir algo; cuando de pronto como a las cinco y media de la mañana entraron sus padres y solo escuche los paso de pronto ella me tiro de la cama y me metí debajo de ella, me sentía todo un idiota tirado debajo de su cama y en ese momento abrieron la puerta y dijeron esta descansando cerraron la puerta y ni modo me vestí como un rayo pero no pude salir de su habitación hasta al dia siguiente a las tres de la tarde ya que sus padres estaban todo el dia en casa y tenían la puerta abierta de sus habitaciones las cuales podías ver quien entraba o salía de algunos ambientes de la casa.

 

Solo recuerdo a ella entrar agacharse y reír por lo que estábamos pasando pero en fin la noche anterior valió la pena como para poder amanecer debajo de la cama hasta que sus viejos salieran de casa.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: