Las Mujeres de mi Vida











{20 enero 2009}   sexo en un elevador

 La historia que a continuación les contare tubo como centro de atracción sexual un ascensor, era una fantasía sexual que una de las chicas con la que estaba quería tener, su fantasía sexual siempre fue tener sexo en un ascensor.

 

Todo comienza cuando estábamos camino a la casa de un primo que vive por San Isidro, así que empezamos a entablar conversación sobre fantasías sexuales y entre una y otra fantasía tanto mía como de ella salio a flote esta interesante y desenfrenada fantasía, la loca fantasía del ascensor; lo dijo con tal morbo que sonó muy interesante y la situación en la que ella estaba pues si se prestaba el momento y el lugar como para poder tener sexo, ya que contaba con una falda larga y sandalias o sea las cosas estaban dadas solo faltaba la acción.

 

Al cabo de una media hora llegamos a la casa, ya algo calentones por la previa conversación a cerca de las fantasías que cada uno había tenido y que faltaban cumplir que una vez dentro del ascensor empezamos besarnos entonces el momento se dio primero probé subir hasta el ultimo piso  y ver que había allí y luego empezamos a bajar piso por piso una vez revisado el tiempo en que demoraba el ascensor piso por piso, empezamos como buen enamorado a cumplir el deseo sexual que mi pareja tenia.

 

Las caricias se hacían cada vez mas intensas los besos, los abrazos, la tensión de que si alguien nos podría encontrar hacia mas y mas grande nuestro enfermizo deseo carnal; no se cuantas veces apreté el botón de alto en medio de uno y otro piso, pero tenias que verme pues ella sin falda y yo sin pantalones teniendo el mejor sexo que quizás muchas mujeres querrían tener esa fantasía.

 

Muchas veces tapa su boca para que sus gritos y gemidos no se escucharan pero eran casi inútiles mientras yo cerraba su boca ella se esmeraba en gritar mas y mas así que era casi imposible lograr tal cosa, pues estar en esa situación y casi sin control por parte de los dos era inútil estar callados la tensión podía mas que nosotros mismos y el desea que nos teníamos era mucho mas grande el besar su cuerpo como si estuviéramos echados en una cama era cada vez mas y mas los vidrios del ascensor empañados de vapor y un fuerte olor a sexo era lo que nos rodeaba en ese momento.

 

El orgasmo que ella pudo tener en un momento no lo puedo describir pues llego a tal punto que ya era inimaginable solo se quedo sentada en cima mío y gritando por un buen momento hasta que sus manos empezaron a temblar y ella casi sin aliento solo repetía que buen polvo.

 

No se cuanto tiempo había pasado pero lo que si se es que terminamos de tal manera que solo decidimos ir al auto y esperar a que el calor corporal y el deseo se nos pasara por un momento ya que no podíamos irnos sin saludar en casa en donde nos estaban esperando 

 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: