Las Mujeres de mi Vida











{15 diciembre 2008}   LA EMBAJADORA

Hoy les hablare de una aventura que llegue a tener con una amiga que trabajaba para una embajada, pues la amistad transcurre desde mucho tiempo atrás, ella tenia una relación como que algo inestable, ya que su enamorado no trabajaba siempre en Perú.

 

Yo para ese entonces estaba viviendo en Miraflores, en la casa de mi hermano; por un tiempo mientras el estaba de viaje, cosa que no desaproveche por que tenia un buen departamento para mi solo y podía hacer lo que se me plazca. Mi relación con Carla era muy buena, muy buenos amigos que pasábamos gran parte del tiempo juntos, pero muchas veces tenía ganas de besarla pero me tenía que contener.

 

Recuerdo un fin de semana, mas o menos una de la mañana y yo durmiendo, cuando de pronto sonó mi celular; pues era ella, no dude si un segundo en contestar y decirle si estaba bien, cuando de pronto escucho música y pregunte donde estaba; ella contesto que en una fiesta y que estaba cansada que si podría ir a recogerla, sin pensarlo dos veces le dije que me diera la dirección.

 

En casi diez minutos llegue a la discoteca la llame al celular y salio con una amiga ella algo tomada y su amiga ni que decir a parte de borracha la chica era muy linda, seguidamente me dijo tenemos que dejar a mi amiga y de allí me dejas en mi casa, yo solo le dije esta bien. El cabo de quince o veinte minutos dejamos a su amiga en casa y camino a su casa le dije: que te parece si vamos a mi casa descansas un par de horas y de allí te dejo en tu casa, al principio no quiso pero haciendo una pausa acepto; entramos a mi casa nos tiramos en la cama y en un momento la empecé a acariciar por los hombros besando sus brazos, pasando mis manos por su cuello hasta que de pronto sin querer bese su cuello y ella de inmediato se escarapelo y solo dijo que no beses allí si realmente eres mi amigo; yo solo le conteste “pues esta noche no seremos amigos si no amantes”.

 

De inmediato ella se volvió a mi, me beso y nos quitamos la ropa como dos desesperados; tengo que darle crédito, es una buena amante, esa noche nos besamos todo, hicimos todo lo que quisimos hacer hasta lo que no sabíamos lo pusimos en practica y déjenme decirles que con ella lo volvería a hacer las veces que quiera. Después de una gran labor amorosa, tratamos de descansar un poco; en ese momento escuchamos que los pajarillo cantaban, al ver la hora eran las cinco y media de la mañana, ella preocupada se puso la ropa y salimos para su casa, pues solo duro una noche, luego de eso solo hablamos por teléfono y no nos volvimos a ver quizás por vergüenza o por miedo a que vuelva a pasar lo de la otra vez, pero nunca mas nos volvimos a ver.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: