Las Mujeres de mi Vida











{23 enero 2009}   tirando en las escaleras

Esta historia me sucedió una noche de visita en casa de una amiga de hace varios años, justo llegaba ella de Miami y nos comunicamos vía mail, en la cual quedamos para vernos en su casa.

 

Una noche salí de mi casa rumbo al encuentro pactado y de momento se me paso por la cabeza la genial idea de cómo seria tener sexo en las escaleras de su casa la cual no tendría por que ser mala idea; llegue a su casa y estaba toda su familia pues me senté y converse con todos ellos durante varias y barias horas que de verdad no tenia muchas ganas de hacerlo pero con ella allí cualquier cosa era perdonable.

 

La famosa reunión familiar duro como hasta las dos de la mañana donde ya sus primos y tíos empezaron la retirada mientras ella y yo sentados en su mueble conversábamos amenamente de una y otra cosa muchas de ellas con doble sentido y algo subidas de tono; de momento ya toda la familia estaba en sus habitaciones descansando, así que de la nada solo la empecé a besar sin importarme si sus padres nos cacharan en pleno agarre; no contentos con eso empezamos a caminar rumbo a su cuarto pero mientras eso pasaba las escaleras se hacían mas y mas complicadas de subir, fue allí donde empezamos con la perdida de prendas una a una caían de ella y mías al suelo mientras mis manos tocaban todo lo que tenían delante de ellas agarrando masajeando y estrujando los chicos y redondos pechos que tenia mientras mis labios bajaban despacio hacia su vientre sin  importar que pasara después; solo tenia en la cabeza tener sexo con ella en la escalera de su casa y poder darla la nueva bienvenida a Perú después de haber estado tanto tiempo fuera, creo que era lógico darle placer después de una viaje como ese  no creen.

 

No lo niego la chica había regresado con mas habilidades de cómo yo la había despedido en el aeropuerto, pues en esa época solo sabia montarse y besar ahora te decía que quería y que le gustaba que le hicieran de tal o cual forma hasta que ella llegase al placer máximo del orgasmo, de una forma muy escandalosa de tener sexo con ella ya que terminaba enterrando sus uñas en tu espalda pero después de todo eso terminabas deseoso de volver a tener otro encuentro casual con ella       

 



et cetera
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.